Oferta promocional

¡¡ Durante este verano

Todo el contenido GRATIS !!



Se encuentra situado en una de las plazas más céntricas e importantes de la ciudad, linda con la desaparecida parroquia de San Miguel, donde se asentó la Compañía de Jesús para crear su Hospicio de Indias en 1603, una de las seis casas que tenía la orden en Sevilla, dedicándose a las labores de hospital de Misioneros y predicadores de la orden que procedían de Indias.
La construcción de este edificio es anterior a 1814, habiendo pertenecido al Patronato de la Beneficencia Municipal de Sevilla. Desde mediados del siglo XIX hasta finales de los años treinta del pasado siglo XX, fue la sede de la Capitanía General de la Segunda Región Militar.
Fue el Teniente General don Tomás del Anido, Capitán general de Andalucía en 1844, quien decide el traslado al número 2 de la calle Las Palmas, actual Jesús del Gran Poder. Este edificio, de procedencia particular, fue adquirido por el Ramo de Guerra por compra directa a censo reservativo con escritura otorgada el 18 de marzo de 1872. Transcurridos ocho años fue aprobada una permuta de terrenos entre el Ayuntamiento de Sevilla y el Ramo de Guerra, cediendo el segundo una parte del solar de la calle de las Cortes, compensando el Ayuntamiento con otra por la Plaza de la Gavidia, que es la que posee el jardín. Por estas fechas se debió de abrir la puerta principal a la Gavidia, dejándose la de la calle Jesús del Gran Poder como entrada a su residencia.
Posteriormente entre los años 1884 y 1885 , el entonces Jefe del Distrito, General, don Camilo García Polavieja, ordenó se llevaran a cabo importantes obras de restauración que modificaron por completo la fachada que da a la Gavidia, dando por ella la definitiva entrada principal al edificio.
En 1914 el edificio sufrió un incendio, siendo necesario reparar el portal de salida a la calle Jesús del Gran Poder.
Las zonas laterales del edificio fueron demolidas para construir viviendas a finales del siglo XX, restando buena parte del interés primitivo.
Actualmente ha sido restaurado por la Junta de Andalucía y se encuentra ubicada en el edificio la Consejería de Gobernación y Justicia.
Tras la expulsión de los jesuitas en 1767 por orden de Carlos III, el edificio fue utilizado como Colegio, Seminario de niños Toribios, y por el Ramo de Guerra como Cuartel de Artillería desde 1800 a 1823, y sobre el solar como Cuartel de Infantería de la Gavidia y Cuartel de Artillería de San Hermenegildo o del Duque desde 1823 hasta 1950.
Es una antigua casa solariega con dos entradas una desde la calle Jesús del Gran Poder, antigua calle de Las Palmas, y otra con acceso desde la Plaza de la Gavidia, ambas unidas formando un único conjunto edilicio.
La fachada de la calle Jesús del Gran Poder cuenta con de tres plantas. La planta baja se articula en torno a un vano arquitrabado enmarcado con resalte con orejetas al centro de la cual se dispone el escudo de los marqueses de Montefuerte. Sobre la portada se dispone un arquitrabe con cornisa y canes que crean el espacio para el balcón principal con antepecho de forja. Éste cuenta con un vano rectangular con las jambas con moldurones y orejetas flanqueado por pilastras sobre las que descansa un entablamento del que parte el tercer cuerpo mirador. Su frente presenta dos vanos de medio punto sobre columnas, flanqueado por pilastras y rematado por un tejado a cuatro aguas.
Desde su acceso por la Plaza de la Gavidia, el edificio ocupaba hasta hace unos años toda la fachada de la Plaza de la Gavidia englobando desde las calles Padre Tarín a la calle de las Cortes.
Es una antigua casa solariega que tiene su entrada principal por la Plaza de la Gavidia. Cuenta con una fachada neoclásica de dos plantas y ático, de líneas sobrias y elegantes con un detalle característico de cinco balcones rematados por frontones triangulares, con artísticos antepechos abalaustrados de forja. Los vanos son arquitrabados flanqueados por almohadillados y rematados por frontón triangular. Los paramentos se encuentran enfoscados en almagra y los elementos decorativos en amarillo albero.
En su interior presenta un patio típico sevillano, de proporciones casi cuadradas, con arquerías en sus cuatro frentes con arcos de medio punto sobre esbeltas columnas de mármol blanco y capiteles de castañuelas. En su lado izquierdo se sitúa la amplia escalera con balaustrada, desarrollada en tres tramos sobre arquerías iguales a las del patio.
La fachada se encuentra precedida por un pequeño jardín acotado con verja de fundición, que se hace más amplio en su extremo derecho, se extiende frente a la fachada del edificio, una pequeña pérgola cubierta de chapa metálica conduce al zaguán.

Fuente: bdi del Patrimonio Inmueble de Andalucía (Junta de Andalucía)