Oferta promocional

¡¡ Durante este verano

Todo el contenido GRATIS !!



La casa ocupa las tres cuartas partes de la manzana donde se sitúa. Se distribuye en torno a dos grandes patios, el apeadero y el patio principal, contando además con un extenso jardín, otros patios más pequeños, espacios de tránsito de gran belleza y locales comerciales, abiertos a la calle, que ocupan las primitivas áreas de servicio.
Espléndida casa que constituye un valiosísimo ejemplar de la arquitectura barroca andaluza. La vivienda conserva casi íntegra la distribución primitiva de las antiguas dependencias y responde con nitidez a la estructura tipológica de las casas-palacios de los siglos XVII y XVIII sevillanas, no habiendo sufrido transformaciones de interés durante su historia.
Su construcción fue ordenada a finales del siglo XVII por el virrey Antonio Bucarelli, Marqués de Valle-Hermoso, cuya familia, de virreyes y capitanes generales, estuvo históricamente ligada a una de las épocas de mayor esplendor de la Nueva España.
Después de ser residencia de los Bucarelli esta casa pasaría a manos de los Condes de Santa Coloma. Actualmente, habitada por sus propietarios en temporadas, su estado de conservación parece bueno.
El apeadero cuenta con dos ámbitos, uno cubierto, cuya fachada interior recoge en su composición un tema serliano, y otro descubierto que sitúa la nave de las caballerizas a su derecha.
El patio principal, de dos plantas, presenta arquería en sus cuatro fachadas, con columnas de mármol con cimacios sobre las que voltean arcos de medio punto. En planta baja las enjutas se decoran con ladrillos rojos avitolados, que recuerdan al patio del hospital de los Venerables, y en planta alta los huecos se cierran con balcones.
La escalera principal de la casa es de dos tramos y se sitúa en uno de los frentes del patio, medianera con uno de los muros del apeadero. Las habitaciones del palacio se instalan en las crujías que conforman el patio y en las de fachada.
Patio y apeadero se articulan en uno de sus ángulos, de manera que el portón de entrada a la casa desde el apeadero -situado a la izquierda de la pared frontal- da paso a una de las galerías porticadas del patio.
Entre los patios más pequeños destaca el situado junto al jardín, del que se separa por un pórtico de columnas y arcos semicirculares. En uno de los frentes de dicho patio se sitúan dos escaleras superpuestas tras una pared con vanos circulares.
La fachada principal está dividida en calles por pilastras superpuestas, con ventanas o huecos simulados en cada una de ellas. La portada da acceso al apeadero-zaguán y está flanqueada por pilastras corintias que sostienen la cornisa sobre la que apoya el balcón principal, profusamente decorado con molduras que integran el escudo de armas.

Fuente: bdi del Patrimonio Inmueble de Andalucía (Junta de Andalucía)